Buscar este blog

11 oct. 2009

Sucks to be me de Kimberly Pauley

Los padres de Mina Hamilton la quieren ver muerta (o no-muerta para ser precisos). Son vampiros y, le guste o no, Mina debe decidir si convertirse o no en vampiro. Pero Mina está más interesada en salir con su mejor amiga Serena y tratar de captar la atención del demasiado-guapo-para-estar-en-el-instituto Nathan Able, que en las clases de entrenamiento vampírico que le obligan a dar. ¿Cómo se supone que una chica va a encontrar la pareja perfecta para el baile de fin de curso y pasar el tercer año de francés cuando sus padres están vigilándola?

No hay comentarios: